Diseño de Sonido (Efecto Psico-Físico)

el sonido nos afecta de cuatro modos diferentes:

1. Fisiológicamente

El sonido afecta las secreciones de hormonas todo el tiempo, también la respiración, el latido del corazón y las ondas cerebrales. Por ejemplo, el sonido del mar tiene una frecuencia de 12 ciclos por minuto, que es la misma frecuencia que tiene la respiración de una persona al dormir. Este efecto se produce tanto en forma positiva como negativa.



2. Psicológicamente

La música es la fuente sonora que más afecta nuestras emociones. Sin embargo, también existen varios sonidos naturales que influyen sobremanera, como puede ser el cantar de las aves. Treasure plantea que el hombre relaciona el canto de las aves con la calma, porque el hombre durante miles de años aprendió que cuando las aves cantan, el ambiente es seguro.




3. Cognitivamente

Es un hecho que no se puede prestar atención a 2 conversaciones a la vez, por lo que debemos elegir a cual escuchar. Tenemos un ancho de banda muy pequeño para procesar lo que llega a nuestros oídos, y nuestro cerebro debe focalizar a qué le queremos prestar atención. Por eso, en los ambientes ruidosos, como una oficina, el daño a la productividad es muy grande. Treasure ha calculado que la productividad en espacios de muchas ruido baja en un 66%, y sugiere que si las personas utilizan audífonos con sonidos de aves recuperarán el 100% de productividad en esos ambientes.









4. Comportamiento

Julian plantea el ejemplo de cómo manejaría una persona que está escuchando música dance a un tempo acelerado, y por supuesto responde que no va a ir despacio. El comportamiento más primitivo es el de alejarse de los sonidos molestos, y aquellas personas que no lo hacen pueden sufrir graves daños de salud. A efectos prácticos, Treasure plantea que en las tiendas, las caidas provocadas por sonidos desagradables es del 28%. Este comportamiento se observa cuando las personas que entran, dan la vuelta y se retiran velozmente.





Treasure también explica el modelo que desarrollo para generar paisajes sonoros, y luego habla de la música, y apunta que la música es uno de los generadores de identidad más poderosos que puede haber, poniendo por ejemplo el primer acorde de guitarra de Hard Day's Night de Los Beatles, inmediatamente reconocible. Con esto, ilustra que la música es utilizada de manera poco apropiada por las marcas, y cita como ejemplos de buen uso el logo sonoro de Intel, y la melodía de los celulares de Nokia.





Por último, explica cuales son para él las Cuatro Reglas de Oro para el Sonido Comercial:
1. Congruencia
Si el sonido se dirige en la misma dirección que la comunicación visual genera un aumento al 1.100% su efectividad. Sin embargo, si es incongruente (opuesta) puede bajar su eficiencia al 86%

2. Hacerlo apropiado
Una mala ocasión puede comprometer nuestro trabajo

3. Hacerlo valioso
El sonido no solo debe estar ahí acompañando, debemos generar y ofrecerle algo a nuestros clientes, y que ellos lo perciban como valioso.

4. Probarlo y probarlo de nuevo
No existe mejor forma para aprender qué probarlo, estudiarlo y volver a probarlo.
De esta forma, Treasure plantea que si escuchamos de manera consciente, podemos controlar al sonido que nos rodea, con los consiguientes beneficios para nuestra salud y nuestra productividad.






Comentarios

Entradas populares